Al continuar su navegación en este sitio, usted acepta el uso de cookies para permitirnos mejorar su experiencia de usuario.
Más información.
Hemos actualizado nuestra Política de confidencialidad. Puede consultarla haciendo clic en el enlace..
¿Ha encontrado la información que buscaba?
No
¡Gracias por su respuesta!
Gracias por su respuesta. Sentimos que no haya podido encontrar lo que buscaba.
No dude en especificar su solicitud, estaremos encantados de ayudarle.
Consejos

Mantenimiento de la piscina con sal: desinfección fácil y eficaz

publicado el lunes, 22 de enero de 2018 |

Para disfrutar de una piscina clara y cristalina, es muy importante combinar filtración y tratamiento del agua. Si usted es uno de esos nadadores a los que les incomoda o irrita el cloro, la electrólisis salina es una alternativa interesante y, sin duda, es mucho más respetuosa con el medio ambiente. Esta tecnología además tiene la ventaja de que la desinfección se hace automáticamente. ¡Solamente hay que poner sal, instalar y meterse al agua!




 

¿EL TRATAMIENTO CON SAL ES TAN EFECTIVO COMO EL CLORO TRADICIONAL?

La respuesta es que sí, sin ninguna duda.

La electrólisis transforma la sal presente en el agua en cloro y sodio, lo que le asegura una desinfección natural.

El agua de la piscina está ligeramente salada (entre 3 y 5 gramos de sal por litro, es decir, 9 veces menos que el agua del mar). Por electrólisis, a través de la célula, la sal se transforma en cloro gaseoso, un potente desinfectante que se disuelve instantáneamente en el agua. Al igual que con el cloro químico, el cloro natural es un potente desinfectante oxidante, que es muy efectivo en la eliminación de microorganismos (bacterias, algas, etc.) Se extiende en la piscina a través de las boquillas de impulsión y tratamiento del agua.

A continuación, se convierte de nuevo en sal al exponerse a los rayos UV. La ventaja de este sistema es que es cíclico, por lo que no es necesario añadir sal durante toda la temporada (a menos que el agua se renueve).

 

¿POR QUÉ ELEGIR UN CLORADOR SALINO?

La principal ventaja de la electrólisis salina es, como ya se habrá dado cuenta, que proporciona un tratamiento natural que es mucho más respetuoso con el medio ambiente. No tendrá problemas de piel reseca, irritación ocular, alergias, olores desagradables, decoloración del bañador...como suele suceder con el agua tratada con cloro químico.  

Además, la sal que deposita en la piscina desinfectará el agua de forma indefinida, sin que tenga que manipular productos químicos.  No tendrá que preocuparse de manipular y almacenar productos químicos agresivos y peligrosos.

En resumen, una vez que haya instalado un sistema de electrólisis salina, no tendrá que volver a comprar más productos desinfectantes. Tal vez no esté seguro de la inversión inicial, pero existen importantes beneficios inmediatos y a largo plazo. Se trata de un sistema de tratamiento con un coste muy bajo que  a la vez ofrece una calidad y confort del agua muy superior al tratamiento del agua convencional.

La electrólisis salina es un equipo fácil de instalar, compatible con todas las piscinas (incluso en  piscinas ya existentes) y es adecuada para todo tipo de revestimientos.

 

Recomendaciones para un tratamiento de sal óptimo

Hemos visto que, para el proceso de electrólisis, solo tiene que añadir sal cuando instale por primera vez el sistema. Sin embargo, debe revisar de forma periódica el contenido de sal de su piscina, especialmente si se añaden grandes cantidades de agua (lluvias copiosas) o se vacía agua a causa de los contra-lavados del filtro y ajustarlo cuando sea  necesario. Igualmente nuestros equipos de cloración salina le facilitan esta operación porque están equipados con un aviso automático de “Falta de Sal”.

El mantenimiento de la piscina utilizando sal también requiere un control regular del pH del agua. El agua de la piscina debe tener un pH situado entre 7 y 7,6, estando el nivel ideal entre 7,2 y 7,4. Y si desea hacer todo el proceso un poco más sencillo, solamente tiene que instalar un regulador automático de pH.

Todos nuestros cloradores salinos están equipados de células autolimpiables por inversión de polaridad.

 

Consejos

El clorador salino casi no utiliza cloro si la temperatura del agua está por debajo de los 10°C. Si decide utilizar un sistema activo adaptado para el invierno, es mejor desconectar el dispositivo.

publicado el lunes, 22 de enero de 2018 |